30 dic. 2011

DECORAR LAS PAREDES CON ESPEJOS

Los espejos, además de reflejar imágenes también reflejan la luz, por ello es un recurso muy utilizado en decoración para dar profundidad en los espacios pequeños y/o estrechos. Podemos conseguir diferentes resultados, dependerá del marco, incluso podemos colgarlos  para darle más ligereza al conjunto.

Agrupados, sin marco o con un filo muy estrecho, se consigue una composición ligera, atrevida e impactante. El color de la pared también cambia el efecto de la composición. Al no llevar marco puedes encargarlos a un cristalero a medida.



Si decides apoyarlos en el suelo o sobre un mueble, te recomiendo que sean de la misma medida para que el efecto "casual" no se distorsione. En este caso el marco es de diferente color: blanco y negro, en consonancia con el resto de decoración. Los puedes encontrar muy parecidos en IKEA.



Esta composición más clásica con espejos redondos con el marco de madera, ideal para un estilo rustico o para una segunda residencia, le da un aire contemporáneo y original a la estancia sin ocupar espacio. Puedes aprovechar marcos antiguos y sustituir la lámina por un espejo.




¿Cuantos espejos tienes en casa?