12 ene. 2012

VESTIR LA CAMA

Las sábanas, fundas nórdicas, plaids, cubrecamas y cojines... con la ropa de cama vestimos el dormitorio y cambiamos su decoración fácilmente. Personalmente soy partidaria de que la ropa de cama este coordinada con las cortinas y con el color de las paredes: cuanto más minimalista es el marco más atrevido puede ser el contenido y viceversa. Vemos varios ejemplos y comento:

La decoración parece de estilo japones, las paredes muy oscuras, pero tiene mucha luz natural y el cuadro con tonalidades rojizas; la funda nórdica queda totalmente fundida en la decoración. En esta habitación también podrían utilizarse colores grises para vestir la cama.



Esta funda nórdica blanca con estampado verde da frescor a esta habitación de decoración rústica, con muebles de madera envejecida. Podriamos abusar de los complementos y dejar un plaid verde en los pies de la cama y darle un toque más calido, con más color...



Esta habitación con las paredes blancas y los muebles oscuros se puede permitir cualquier estampado y color en la ropa de cama. En este caso se opciona por una base blanca con diferentes estampados y con el malva como punto de contraste. Personalmente la cantidad de cojines me parece exagerada y poco práctica, además de darle un aire clásico a la estancia.



Esta combinación colorista me encanta: fresca y desenfadada con esta estructura de cama ligera te puedes permitir cualquier estampado y color.



Mi color favorito, el malva: muy fácil de combinar y muchas opciones. La combinación con el blanco da mucha frescor y con el negro sobriedad. También se puede combinar con rosa, fucsia y gris.