15 feb. 2012

CORTINAS - vestir las ventanas

Lo reconozco, no es tarea fácil vestir las ventanas con las cortinas más adecuadas: hay miles de telas, de opciones, tipo de confección y precios. Para empezar piensa en tus necesidades: necesitas que tamice la luz, que te resguarde de miradas indiscretas, que tape completamente o simplemente que decore... He aquí algunos ejemplos de cortinas para que os inspiréis...

Como ejemplo de vestir por decorar la ventana, evidentemente esta cortina es como un elemento más de la decoración: me gusta para un vestíbulo o pasillo, ya que tiene demasiado protagonismo como para que sea parte de una estancia más grande... la tela es muy rica por si sola y la manera en que está expuesta: informal pero muy estudiada, no necesita nada más.





Estas cortinas pueden sustituir las persianas tradicionales. Tamiza la luz y hace de la estancia un espacio muy acogedor. En este caso son cortinas/persianas de bambú enrollables. Se venden ya confeccionadas disponibles en diferentes medidas, pero también se confeccionan a medida.



Otro ejemplo de cortina-persiana, en este caso de lamas. Como en la fotografía anterior también se venden en diferentes medidas y también a medida. Existe en diferentes colores (me encantan las de color blanco) y materiales, la diferencia con las cortinas de bambú, es que las lamas dejan pasar más la luz y no son tan privadas...



Las enrollables vuelven, hace años era un tipo de cortina que sólo se utilizaban para oficinas, pero ahora vuelven a nuestras casas. Mil y un colores y estampados y también las puedes encontrar ya confeccionadas o encargarlas a medida. También hay diferentes tejidos: desde el algodón a los materiales plásticos y diferentes tramados para dejar pasar más o menos los rayos de sol.