4 oct. 2012

TELA, TELITA...

Si quieres acertar con las telas al vestir tu hogar, utiliza el mismo criterio que usas para vestirte a ti mism@: el estilo el que le quieras dar: elegante, sobrio, moderno, minimalista, colorista, infantil, etc.

Lo básico: un color liso o con una pequeña trama para muchos metros de tela (sofá, cubrecama, cortinas) y telas estampadas y coordinadas para los completos (cojines, mantas, plaids, alfombras, etc).


Si no quieres equivocarte, empieza con la base en un color neutro: blanco, crudo, marrón... y a partir de aquí vas añadiendo estampados y colores. Si te gusta cambiar a menudo de decoración, nada mejor que utilizar el color base como color predominante en la estancia y cambiar los complementos según la temporada del año que sea. Por ejemplo: sofá y cortinas blancas, en primavera complementos en tonos malvas, lilas y rosados, en verano cojines en tonalidades naranjas o rojos, el otoño es más de marrones y en invierno tonos oscuros como el chocolate o el morado... en Navidad puedes cubrir el sofá con un plaid sofisticado y combinarlo con dorados/plata o con tonos rojos y verdes.



Unos ejemplos para ayudarte: