1 may. 2013

AIRE ORIENTAL

Cuando pensamos en un espacio exótico en la decoración, seguro nos viene a la cabeza la decoración oriental… hace años fue una tendencia muy extendida, perdonad pero un poco hortera… y no es que no me guste la decoración oriental o lo que conocemos de su cultura, pero tenemos que reconocer que para nosotros el dormir y el comer a ras de suelo, nos es incómodo…
En este dormitorio y sobre una tarima se coloca el futón (colchón) las alfombras de grandes dimensiones y de fibras naturales y las mesas auxiliares de poca altura. Colores neutros y decoración muy sencilla. Aire oriental sin caer en los tópicos.

Otro dormitorio, que gracias a los grandes ventanales y a la luz natural permite el color en la pared, un rojo intenso y los muebles lacados en negro... para mi gusto los cuadros están demasiado altos y la ropa de cama no es adecuada para esta decoración...



Un salón, donde no se aprecia esta inspiración sino en los pequeños detalles, en la simplicidad, en los colores, en la atmósfera, y en la baja altura de los muebles. Ausencia de objetos decorativos y un elemento vegetal muy protagonista que se funde con el color de la pared, como integrado dentro de ésta.


Esta otra estancia elegante, sencilla, austera, monocromática... y de nuevo con elementos vegetales integrados en la decoración, ausencia de elementos decorativos y minimalismo.



Si lo que quieres es un guiño a esta cultura centenaria... un rincón dentro de tu decoración occidental, una mesa de madera y unos cojines o pufs bajos descansando en una alfombra de fibras naturales serán suficientes... un sencillo elemento decorativo como una tetera de hierro, unos bols de cerámica o una bandeja de bambú...



El minimalismo, las maderas, piedras, elementos de la naturaleza, formas sinuosa, elegantes que invitan al descanso al sosiego... y este rincón es una suma de todos estos adjetivos que podrían describir ese aire buscado.